Autopista Duarte Km 6½ Santiago de los Caballeros, R. D.    (809) 570-7880   contact@zeusapartahotel.com

Single Blog Title

This is a single blog caption
4 Dec

Cómo alcanzar y prolongar el orgasmo femenino

Antes de tirar la toalla y pensar que jamás alcanzarás el orgasmo o que siempre te costará un mundo, prueba con estos consejos que pueden ayudarte a llegar al clímax.

La maniobra del puente

Es una de las técnicas más populares que ayudan a la mujer a alcanzar el orgasmo y fue ideada por la doctora Kaplan en 1988. Muchas mujeres logran llegar al clímax gracias a la estimulación del clítoris, pero sin embargo no consiguen la excitación necesaria para lograr el orgasmo durante el coito. Por eso, Kaplan propone estimular el clítoris durante el coito, pero solo hasta que notas que el orgasmo está a punto de producirse.

En ese instante es el que el pene debe producir que la vagina experimente las mismas sensaciones que ha logrado percibir con la estimulación del clítoris y reflejen el orgasmo. La idea es repetir esta acción en cada acto sexual para crear el denominado “puente de unión” entre el clítoris y el coito.

La posición de las piernas

Aunque puedas pensar que la posición en la que mantienes las piernas durante el coito no influye para alcanzar el orgasmo, este es uno de los puntos que más importancia puede tener en determinadas ocasiones. Cada mujer es un mundo y es complicado establecer si es más adecuado mantener las piernas más separadas o más cerradas, pero lo cierto es que debes probar a variar la posición si tienes dificultades en este aspecto.

Prueba con distintos ángulos de apertura para conseguir localizar la posición que mayor placer te proporciona, o incluso a tenerlas completamente cerradas. El objetivo tanto encontrar la postura idóneo como descartar por completo que la posición de las piernas que sueles disponer no es lo que te impide alcanzar el orgasmo.

Tener paciencia

Algunas veces la pasión te puede llevar a cometer el error de acelerar los pasos en exceso y que el acto sexual termine siendo lo que conocemos como “uno rapidito”. Por norma general, el hombre es capaz de alcanzar el orgasmo con facilidad, pero este tipo de coitos es complicado que la mujer pueda experimentar el clímax con la penetración. Por eso, es muy importante tener paciencia.

Leave a Reply

%d bloggers like this: